5.5.07

LUZ VERTIENTE. COBALTO, VIOLETA Y BLANCO.



Cansado ya de barrer el suelo con la mirada, la alzo (la mirada).
Un arriba alzado mira hacia abajo. Allí me encuentra. En la hipnosis de la gama baja.

Pero la gama no es baja, sólo es una frecuencia que se quedó enganchada en mi mirada. ¿Por qué he decidido mirar así? Cosas del plano, me digo. Como si la cosa no fuera conmigo…

Imaginé que el plano era una posibilidad muy probable. Vivir allí parecía tan real…
De hecho, el resto del mundo parecía habitar ese plano. Así que me quedé. Y resultó muy divertido observar tantas almas escondiéndose entre las formas, entre lo tangible, entre los otros. Entretenidos.

Este plano hay que vivirlo en todas sus frecuencias, me digo. Como si no fuese eso exactamente lo que sucede. ¡Velo, velo, velo!

Dicen que veinte patatas conectadas consiguen encender una bombilla, una pequeña bomba de luz. La luz es muy detallista. Pone al descubierto todos los detalles. Da la impresión de que los detalles no existen en la oscuridad, y quizá así sea, pero no hay modo de saberlo, pues los detalles, como las almas, se esconden de tal manera que parece que no están.

Es curioso verte con todos los detalles
cuando alzo la mirada.

2 dijo:

Blogger megustanlassonrisas dijo...

Qué bello texto.

A través de él he recordado en un instante esa sensación de VER.
Sí, tambien los detalles ...
Esos detalles que nos gusten o no, nos hacen conocer y comprender las COSAS de forma más AMPLIA.
Alzar la mirada...

18:08  
Blogger WODEHOUSE dijo...

Vaya Fran...te has lucido. Muy bien. Una maravilla llena de sensibilidad, dejo espacio detrás de la coma, gracias por ayudarme a aprender, los detalles son lo importante de las cosas y son los más complicados de ver, hay que mirar con el corazón y no con los ojos. Un ciego ve más que yo. Seguro. También después del punto dejo espacio...pero,a veces,se me vuelve a olvidar,como ahora.

12:49  

Publicar un comentario

enlaces a este post:

Crear un enlace

inicio