14.5.07

ELOGIO DE LA AMISTAD. EL SER TESTIFICÁNDOSE.


Tu cara de color verde puerro pasa totalmente desapercibida entre el resto de las hortalizas, así que puedes enterrarte aquí durante el tiempo que desees. Dispondrás de toda la tierra que necesites, no dejes que los caracoles avancen hasta el cuello (últimamente se están mostrando un poco agresivos), y procura recordar tu condición humana al menos una vez antes de que la noche caiga del todo, o acabarás sucumbiendo al irresistible encanto de la condición vegetal en la que todo es clima, luz y ausencia de pensamiento. Dicho en pocas palabras: la gloria para los seres sintientes.

Instálate sobre el micelio una vez que las hifas se hayan desarrollado. Bebe de este vaso (batido de fosfatos con brea) y pon a secar tu último truño, lo necesitarás cerca para distinguirlo de los otros abonos. Cuando dejes de distinguirlo ya estarás integrado. Hasta entonces procura no descomponerte cuando la soledad del terreno te susurre las cálidas secuencias de la tierra.

No implores
No profieras
No evites la enfermedad. Es tu nueva biología. Incorpórala, siéntela tuya, una parte de ti. Ahora se puede escuchar muy definidamente la pequeña voz. Testifícate con ella. Transfórmala en comunicación.

Te regaré cuando lo necesites.

3 dijo:

Blogger WODEHOUSE dijo...

Ay, qué bueno...de pronto me has recordado a "amanece que no es poco" una de mis pelis favoritas de José Luis cuerda, en la que las personas brotaban de la tierra como hortalizas, igual que tu personaje de hoy con cara de puerro...es genial lo tuyo. Besos.

18:22  
Blogger Isa dijo...

A la tierra lo que es dela tierra y si tienes cara de puerro o de acelga pocha lo mejor es integrarte al paisaje con el que más armonizas. ¿ Y qué mejor lecho que un micelio mullidito? Luego ya vendrán las setas y quizá algún eneanito a hacerte compañía.
Me gusta esta forma tuya de contar.
Saludos.

05:11  
Blogger fran rubio dijo...

Integrarte en el paisaje con el que más armonizas. Una consonancia. Vibrar en el dos.

15:40  

Publicar un comentario

inicio