15.3.07

HAY LUZ EN AQUELLA VENTANA


Antes de la contaminación del alma,
existía una niña que preguntaba “¿porqué se ha ido sin despedirse?,
tengo unos regalos de despedida para ella (una piruleta roja y un muñequito)
y no me ha dado un beso”.

La tristeza producida por esa situación inexplicable se instaló en su corazón. En esos casos, llorar no es más que un pequeño consuelo. La cuidadora que hasta ahora se había hecho cargo de la niña, se marchó sin previo aviso, después de dos años de estrecha convivencia. Después dos años de amor recíproco. Un paraíso de confianza.

La contaminación que ensucia el alma de las personas se instala en las personas con el paso del tiempo, y aquella maravillosa ingenuidad acaba apagándose como un pajarillo en el frío invierno.

Mi niña preciosa, tu alma es pura
y no puede ser contaminada.
Ellos intentarán que lo olvides.
Sólo tienes que recordarlo cada día.

Lo que no es cierto, no existe.

15 dijo:

Blogger Café dijo...

Hay luz en esa ventana
como
hay ternura en tu corazón.

14:29  
Blogger fran rubio dijo...

Sí, hay luz en esa ventana, ya lo has visto...

15:39  
Anonymous Anónimo dijo...

El dolor de los abandonos de los que quieres y te han hecho sentir que te quieren son heridas que pueden llevar a la pérdida de esa ingenuidad pura.

Pero,¿cómo evitarlo?.

¿No será aún más doloroso tener que sobrellevar el pensamiento de que uno "no puede" ser "contaminado"?

Quizá entender las ausencias sea lo que realmente cura las heridas, lo que hace que el dolor sea más llevadero, lo que realmente nos vuelve a hacer retomar la ingenuidad hacia el amor sin miedos.

Se ha ido, tenía que seguir otro camino, pero te quiere y siempre te llevará en su corazón.

18:02  
Blogger fran rubio dijo...

Tener que sobrellevar ese pensamiento no solo es doloroso sino pesadísimo.

Pero no se trata de eso, sino de recordar quiénes somos, de vernos en primera persona más que en tercera.

Entender las ausencias es una interesante sugerencia, pero algunas ausencias no se entienden porque no tienen otra explicación que la que queramos darle, y sin embargo esto no es importante, pues la comprensión ha de ir más lejos, hasta la misma naturaleza de las personas y de sus caminos.

Entender que se ha ido y que tenía que seguir otro camino como sugieres, es una gran enseñanza.

22:28  
Anonymous Anónimo dijo...

Recordar quiénes somos ...sí; pero primero debemos aprender "lo" que somos.

Nosotros no debemos dar las explicaciones que queremos sino que como indicas, la comprensión debe ir más lejos.

Se comparten tramos del camino y a veces se han de tomar rutas diferentes en un momento dado, pero desde el amor compartido.

Eso es verdad.

23:24  
Anonymous Anónimo dijo...

Ahora, seamos responsables y tratemos de entender los sentimientos de la niña.

La cuidadora se ha ido sin mediar explicación, sin despedirse si quiera.

¿Qué recursos tiene la preciosa niña para comprender la situación?
¿Cómo podría no quedar dañada su ingenuidad?

¿Cómo puede evitar que su alma no sea contamindada?

¿Quienes son "ellos" y qué responsabilidad tienen en toda esta trama?

10:36  
Blogger fran rubio dijo...

"Ellos" son los mayores que no han podido evitar la contaminación y, presos de su inamovible paradigma, intentan justificar (quizá inconscientemente) sus vidas contaminadas extendiendo la contaminación a las nuevas generaciones.

La palabra "contaminación" puede también ser sustituida por "hipnosis".

Alguna vez habrá que parar esto, y los niños son de gran ayuda. Nos recuerdan nuestra anterior naturaleza, antes de la invasión de los conceptos.

Antes de la infección de la memoria.

11:30  
Blogger WODEHOUSE dijo...

Si se fue la cuidadora,Dora,no llores pequeña,que fue por no hacerte daño...
Ocurriría algo inesperado que seguramente no pudo decirte,o no supo,o no la dejaron...
Pero,cada vez que en el futuro veas una ventana iluminada recordarás sin amargura y con cariño todo el calor que te dió Dora,igual que el calor que ahora desprende esa bombilla que luce detrás de esa ventana.

12:07  
Anonymous Anónimo dijo...

O sea, que vamos a parar todo esto con la ayuda de los niños. Esa idea me suena.
Primero se les abandona y después se les recuerda que no deben ser... deben... esto...

"Lo que no es cierto no exite" y ...¡¡¡hasta le podemos dar la vuelta!!! ...y transformarlo en :

"lo que exite no es cierto"... y nos ponemos a jugar con ellos al corro de las patatas recordando nuestra anterior naturaleza.

13:13  
Anonymous Anónimo dijo...

Wodehouse, seguro que la preciosa niña se ha sentido reconfortada con el cálido abrazo que le has dado a través de tus palabras.
Se queda con el cariño de Dora ...y el tuyo.

13:24  
Blogger WODEHOUSE dijo...

Oh!Gracias,anónimo comprensivo.y es que no hay trago más amargo que querer explicarle a un niño-a una ausencia repentina.Te lo digo yo.un beso.

13:28  
Blogger fran rubio dijo...

La cuidadora Dora...

13:52  
Blogger WODEHOUSE dijo...

...está arrebatadora...

16:09  
Anonymous Paco Ruiz dijo...

Mi niñita... cuánto lo siento... pero no estés triste..., mira, mi amor, dame la piruleta... y jugemos un poquito a cuidar a tu muñeco... como si fuera tu bebé...

Mi niña bonita... anda, dale un beso al muñequito, que te está pidiendo que le quieras y le cuides mucho mejor... Así... ¿a que ya está mejor?

11:49  
Blogger Caleidoscopius dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

16:07  

Publicar un comentario

enlaces a este post:

Crear un enlace

inicio