18.9.08

MANUAL ESPIRITUAL DEL TRADER

CAPITULO 3. “El Santo Grial”.

—¿Hay algo que se pueda añadir a todo lo ya dicho?
—Sí, lo que se añade a partir de ahora.
—Y, ¿aparte de eso?
—Sí, lo que se añade a partir de ahora.

Si se eliminan todos los añadidos hasta dejar al descubierto lo que ya estaba antes de los añadidos, lo que queda está tan fuera de la imaginación humana que resulta imposible de identificar a no ser que se renuncie a seguir manejando las riendas del “pequeño juguete blindado”, o sea devuelto inmediatamente todo lo obtenido hasta el momento por falta de uso.

ACERCA DE LA BÚSQUEDA DEL SANTO GRIAL

1. Es preciso abandonar la búsqueda inmediatamente, pues la búsqueda se pierde en el futuro.

2. De 1 a 2 hay movimiento.

3. De 0 a 1 hay un salto cuántico.

4. Lo que sea, es inaplazable.

5. No depende del tiempo.

6. Es como dejarse acunar por un oso en total confianza.

7. No está en el espacio.

8. No es un objeto, sino un estado del sujeto.

La estructura del pensamiento no es fija, pero sí pueden serlo los pensamientos. Sin embargo atendemos a los pensamientos y desatendemos la estructura, ¿a merced de qué corriente de voluntad exógena dejamos la estructura? Lo más curioso es que la estructura es otro pensamiento que afecta a la estructura. Aquí no está.

Convierte en posible lo imposible, por eso es codiciado, y es por causa de esta codicia que nunca se encuentra. Con unos pequeños ajustes en la estructura, sin descontar el movimiento, se creará la ficción del conocimiento, lo cual no deja de ser una forma de realidad. Aquí tampoco.

Hay que bajar para subir,
hay que subir para bajar,
hay que bajar para bajar,
hay que subir para subir,
hay que bajar la basura.

Se habló de un caballero que luchó contra un dragón custodio. Aquella mañana había bajado de su caballo para bañarse en el río, y de pronto se vio en la situación de tener pelear por su vida contra un enorme dragón humeante que descendió repentinamente desde lo alto la montaña. En aquella batalla salió vencedor el caballero, quien advirtiendo la presencia de un cáliz que reposaba solitario en lo alto de un risco, decidió llevárselo consigo “para recoger caracolas irisadas en los lagos del norte de Avalón ”, según dicen que dijo. Un tiempo más tarde desapareció dejando tras de sí una fantástica leyenda según la cual ”un caballero de porte proverbial de trato cálido y generoso que tenía la facultad de atravesar paredes, que conocía todas las lenguas, se comunicaba con animales y plantas, se alimentaba de oro líquido, y viajaba por todas las épocas”…

La alquimia es una tecnología desconocida que cumple un deseo antiguo: transformar una forma en otra. Quien obtiene este conocimiento se desvincula de este conocimiento.

EN LA AGENCIA DE VIAJES

—Visitar los infiernos es mucho más instructivo, alentador y divertido de lo usted cree, créame, no me lo compare con un crucero por el Pacífico, hágame ese favor, se lo ruego.
—Pero yo no se de qué me está hablando, señor. Hace 23 años que no viajo y el Infierno me parece un lugar al que sinceramente no me apetece ir por primera vez desde hace 23 años. Quizá en otra ocasión (que no es ésta). Aquí tampoco está.


“La incertidumbre es mi casa”. (Super Normal después de cerrar una sesión intradiaria en la mesa del fondo de un café noruego).

2 dijo:

Anonymous malvi dijo...

...y sinembargo no deja de estar nunca, y no solo se percibe con el pensamiento que es la herramienta que nos pone en contacto con la realidad del hecho; realidad que que una vez quitados todos los añadidos es indescriptible, por eso el reciclaje es una buena opción, muy util para este momento, que no puede ser otro. AQUI SI ESTA, y me desvinculo de ello.
Yo visité los infiernos durante 23 años (cierto, muy interesante)por eso ahora voy a veranear a otros lugares.
¿vienes? un beso

22:49  
Blogger martinleiton dijo...

"la incertidumbre es mi casa" es algo genial pa estar in the moment presente, me refresca!

21:00  

Publicar un comentario

enlaces a este post:

Crear un enlace

inicio