18.10.12

MENSAJE DE LOS EXTRATERRESTRES A LA TIERRA

Soy un gran admirador de la moda carcelaria a lo largo de todos sus ciclos, también me gusta experimentar con moscas en habitáculos pequeños, e ir a cazar conejos sin usar artillería, tan solo ataviado con escafandra, arneses y botas altas. Tal vez esto le de una idea de qué clase de persona soy, aunque para ser más exactos diré que no soy una persona del todo.

Nací a la organicidad por el método de escaldamiento forzado hace tanto tiempo que ni me acuerdo. Tampoco conozco a nadie que me lo pueda recordar. Actualmente vivo en un contenedor de ubres, al lado del matadero, y la verdad es que no salgo mucho. ¿Le importa que huela la foto? Sepa que no tengo intención alguna de molestarla, la oleré tan superficialmente que nadie notará nada, ni siquiera yo.

Bien, lo que quiero es saludarla, aún diré más: lo que quiero realmente es entregarme a usted sin reservas. Una entrega integral, íntegra e integradora (no intente repetirlo a viva voz, pues perdería la sensibilidad en su preciosa lengua rosa).

Pero sin ánimo de turbarla e incomodarla en lo más mínimo permítame añadir que tales deseos nunca traspasarán los límites que sus criterios de permisión dispongan. Le diré incluso que no es necesario su permiso, pues bien podría vivir eternamente en el reino de la fantasía, siempre que con ello no añadiese un grado de sufrimiento a su beatífica paz cósmica, ¿cabría tal cosa?

CON MÁS CONFIANZA

Ni siquiera tendrás que decir ni sentir nada, pensarás que todo fue un sueño de intrascendental memoria, lo cual será cierto porque yo te hablo en sueños, y este es mi sueño, pompas pompísimas que nacen de pompas previas...

No tendrás que recordar nada, pues nada sucedió. Nada que no fuese lo que ya estaba sucediendo, claro. En ese sucedimiento tú ya estabas implicada, y yo siempre he sido un mero espectador, alguien a quien no es necesario recordar porque no está en el tiempo, sino dentro de un espacio difuso, quizá también fuera del espacio. Simplemente siendo.

Mi corazón es una fuente perpendicular, incluso vertical, lo digo porque ahora mismo la estoy viendo.  Antes no la veía pero ahora sí. Gracias. Soy feliz de comunicarte lo que sucede, independientemente de tu atención (mi tesoro).

Aquí fuera la vida es incierta, ¿no es acaso este mundo exterior un desierto de lejanía? Vivir entre ubres me consuela, es cierto, y mucho. Sin embargo el solo hecho de hablarte me lleva a experimentar la plenitud hecha carne, si bien una carne sutil y traslúcida, el éxtasis de la materia. Un velo disuelto en el aire.

Todo lo que se puede de decir al respecto sin entrar en ningún tipo de valoración relativa, es lo siguiente:

"A ALGUIEN LE SUCEDE ALGO".

¿No sería esa la explicación de todas las cosas?


13 dijo:

Anonymous She dijo...

Oigo voces de una fiesta en el sótano, como si yo hubiese estado ahí y me hubiese retirado antes de tiempo, pero ellos siguen ¡A mí me está sucediendo algo!

¡Ummm! ¡Qué bien huele todo!
Yo quiero ser ella.

She.

21:46  
Blogger fran rubio dijo...

She es ella

21:58  
Anonymous Trinity dijo...

}

20:40  
Anonymous La fenisidá dijo...

Reseta rosquillas de pueblo

17:57  
Blogger fran rubio dijo...

Buenísimo, gracias

13:07  
Anonymous Anónimo dijo...

Es palo, es piedra, es fin del camino
Es un resto de leña, solitaria y perdida,
Es trocito de vida, es la vida, es el sol
Es la noche, es la muerte, es un lazo, un arpón

Es un árbol del campo, un nudo de madera
Caingá, candela, matita pereira.

Es flauta de caña, alud en caída
Un misterio profundo, es un quiera y no quiera
Es un viento soplando, el fin de la ladera
Es la viga, es el vano, fiesta del tijeral

Es la lluvia lloviendo, la voz de la ribera
De las aguas de marzo, es el fin de la espera

Es pie, es suelo, carretera andarina
Pajarito en la mano, piedra del tira-chinas

Es un ave en el cielo, es un ave en la tierra
Es arroyo y es fuente y un poquito de pan
Es el fondo del pozo, el final del camino
Y en el rostro la sombra de la soledad

Es rueda, es clavo, es punta y es punto
Es gota goteando, es cuento y es cuanto
Es un pez, es un gesto, una plata brillando
La luz de la mañana, una piedra rodando

Es la leña, es el día,
es el punto final
La botella vacía, un resto de cristal
El proyecto de casa, es el cuerpo en la cama
Es un coche atascado, es el barro, es la rama

Es paso, es puente, es sapo, y es rana
Un rincón en el campo a la luz de la mañana
Son las aguas de marzo cerrando el verano
Promesa de vida de tu corazón.

Palo, piedra, camino
ohh perdido
paso, puente, rana

Es un bello horizonte,
una fiebre temprana
Son las aguas de marzo cerrando el verano
Promesa de vida de tu corazón.

Son las aguas de marzo cerrando el verano
Promesa de vida de tu corazón.

19:04  
Blogger fran rubio dijo...

Gracias por recordármela

01:59  
Blogger carmenmalvi dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

12:19  
Blogger carmenmalvi dijo...

Este estado de intranquilidad tranquila que no le deja en paz aunque la fuente perpendicular del corazón fluya hacia el cielo, es interesante para transitar... más, no parece el paraiso terrenal, maxime después de haber adquirido la organicidad por el método de escaldamiento forzado, (que no parece muy agradable).
Quizas sea un lugar de transito hacia el paraiso, deje de ser un mero (pez de aspecto robusto perfectamente adaptado a la vida en los fondos....) espectador y entreguese a si mismo. Si hay alguna grieta aunque sea apenas imperceptible o este en el mundo de los sueños, cuelese por ella y salga de ahí inmediatamente.
El paraiso esta dentro, muy dentro, hace clima paraiso y se vive en paz perfecta con todo aunque haya dias de viento.
Te estoy esperando con el corazón serenamente abierto al experimento de la vida.

http://www.larompiente.com/pezn.asp?id=25

12:19
Suprimir

12:39  
Blogger fran rubio dijo...

Lo del mero tiene merito (mero pequeño). Cambia de sexo cada cierto tiempo, se vuelve más marrón cuando se encuentra entre dos aguas y todo parece indicar que está de tránsito (transo pequeño) hacia el paraíso, todo ello bajo su condición de pez. Creo que sólo el huevo le puede ganar en perseverancia, tan necesaria para la realización de los propósitos.

Somos el experimento de la vida, y es ahí donde siempre nos encontramos..

13:55  
Blogger Ser dijo...

He venido corriendo como una loca por el pasillo, casi pierdo las zapatillas para ver que habían dejado los Reyes bajo el árbol...Ayer les ví por la ventana, lo juro...le dije al negro: Traeme lo que me haga falta...y al que venía detrás que aun no sé como se llama le dije: traeles lo que les haga falta...

y aquí estamos.Hace un rato he pegado vuestras sonrisas mirandoos en la puerta de mi cuarto.Os amo

PD.-Cada vez es más dificil demostrar que no soy un robot...y el audio da un miedo que te cagas

10:34  
Blogger fran rubio dijo...

Los robots no huelen tan bien, y su radiación electromagnética es débil y estática, aunque seguramente ya estarán trabajando en ello.

Después de escucharte me preparo para viajar a través de ese pasillo, llegar ante el árbol, y ver qué nos han traído esta vez.. Siempre acaban sorprendiéndome.

Cada vez es más difícil eludir el paraíso...

15:32  
Anonymous Anónimo dijo...

qwe

14:20  

Publicar un comentario

enlaces a este post:

Crear un enlace

inicio