28.5.12

PARA TOCAR MÚSICA ALEGRE

A parte de la música militar, no conocemos ningún otro tipo de música tan alegre como la que produce la nueva agrupación musical "Gloria Errante" que desfila ahora mismo calle arriba, camino de los palomares. A la cabeza de la comitiva, con el mentón dirigido a las alturas, avanza el maestro del silbato, quien sin cambiar el paso, saca su instrumento del estuche de madera y cristal, e inicia los primeros compases con enérgica determinación (“príiii, príii, pri príiiii…”). El estuche lo guarda en el morral.

Los pájaros no tardan en retirarse.


A pocos pasos le sigue “El niño que pega con palos en lonas” quien, henchido (hinchado) de ilusión, no tarda en marcar el ritmo. Por ritmo entendemos "patrón secuencial de desplazamiento ordenado, que a menudo tiene sus correspondientes efectos en el espacio, en caso de que éste tenga lugar". Se da la circunstancia de que éste es el caso.

Unos perros arrastran calle arriba el carrito de chapa cubierto por una lona azul de mediano grosor (hay alguien dentro), a modo de caja de resonancia. El niño hace restallar los palos en la lona con tal efusividad que llega a aturdir un poco la percepción de los asistentes, quienes sacuden sus cabezas en sintonía con la percusión, y saludan desde los balcones, haciendo oscilar los brazos de un lado para otro. El yeso resultante sale despedido en todas direcciones como repentinas tormentas de nieve espesa, lo que causa gran alborozo entre los más pequeños.

Lo cierto es que la música suena realmente alegre.

Cuando se acaba la música, dejan de dar churros y se encienden las luces. La gente que ha llevado sus sillas de playa y de cocina hasta la plaza se despereza, se rasca entre la ropa, se levanta lentamente, recoge sus sillas mirando hacia arriba a ver si llueve, algunos bostezan mientras hablan (señal de que hay confianza) y se disponen a regresar a sus paraísos domésticos.

El concierto ha dejado de suceder de forma espontánea.

Los músicos ya no están.

Los pájaros regresan tiempo después, tímidamente. Primero uno, después unos cuantos, y después casi todos. Algunos depositan cositas bajo los tejados.

A lo lejos se pueden ver las últimas trazas del éxodo humano hacia las montañas, tal como orugas procesionarias buscando su transformación a principios de verano...

El sol se oculta tras el horizonte. A su ritmo.

Hoy, como cada noche, seguramente habrá eclipse de Tierra.

2 dijo:

Anonymous Anónimo dijo...

Buenas noches querido, energía 2012


http://www.google.es/search?hl=es&rlz=&=&q=energia+2012&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi&ei=_kL7T6egCsi90QX62b3_Bg&biw=1093&bih=490&sei=BEP7T67JJ4eW0QXzopicBw

22:50  
Anonymous fran rubio dijo...

12:42  

Publicar un comentario

enlaces a este post:

Crear un enlace

inicio