19.5.08

Creía que esto no podría existir fuera de mi imaginación, lo cual es cierto.


Un buque fantasma surge de la niebla...
Sus dos últimos tripulantes abandonaron la nave
hace ya mucho tiempo, y se fueron de viaje.
Sólo uno volvió.

El viaje.

"Un lugar asombrosamente natural, ¿no le parece, capitán? Estoy pensando en que podríamos quedarnos por aquí durante algún tiempo. Aquí puede usted continuar pudriéndose alegremente sin que las mareas y los aguaceros despojen al pudrimiento de su única virtud: la pudribilidad. Y en cuanto a mí, no se preocupe, acabo de regresar al cielo. Pues de eso se trataba esto…"

10 dijo:

Anonymous malvi dijo...

RECUERDO HABER ESTADO ALLÍ DONDE EL TIEMPO NO EXISTE Y PUEDES ESTAR SIN SABER QUE EXISTES, CONFUNDIDO Y FUNDIDO CON TU ALREDEDOR.
BUEN VIAJE.

11:40  
Blogger fran rubio dijo...

Nagore, Villa Feliz de Babia, Dadudle, El misterioso Jardín, el pueblecito en el claro del bosque, La Tierra Pura...

13:07  
Blogger WODEHOUSE dijo...

A algunos lugares tan asombrosamente mágicos, les ponen nombres como: Las Batuecas, La Inopia, El Séptimo cielo, Babia, Las nubes, La estratosfera, El limbo, La luna de Valencia...
son lugares que en realidad son sólo uno y los frecuentamos los soñadores frecuentemente. Son muy socorridos a la hora de escapar de una conversación aburrida, una clase de derecho Internacional, una misa demasiado larga, una conferencia, la presentación de un vino joven...
Esos nombres se los ponen los que no saben llegar a ellos, no encuentran la puerta de entrada, ni el timbre para llamar.

11:26  
Blogger fran rubio dijo...

Ya veo que conoces el sitio...
A tu lista de situaciones coñazo se podrían añadir las colas para renovar el dni.

Por cierto, Villafeliz de Babia es un pueblecito leones con maravilloso río, y ermita con campanario cuya campana puede tañirse libremente tirando de una cuerda que baja por la pared oriental hasta rozar el suelo. Mucho mejor que un timbre.

12:52  
Blogger WODEHOUSE dijo...

Bueno, pero esto es algo mágico lo que me cuentas! La campana, siempre la campana!. Nada de timbres.

Desde ese mágico lugar se puede coger carretera y manta y llegarse en un pis pas a los Riscos de Bilibio donde están Las conchas de Haro y visitar a San Felices que siempre está leyendo un libro muy grande. Mejor plan? No sé.

18:31  
Blogger Marisa dijo...

Menos mal que existen lugares tan fantásticos, evitan que en un momento dado perdamos el juicio y nuestra vida sea gobernada por la monotonía …

¨ CUANDO ALGUIEN SE VA … EL QUE SE QUEDA SUFRE MAS ¨

Ahora estoy de regreso.

Llevé lo que la ola, para romperse lleva

sal, espuma y estruendo.

y toqué con mis manos una criatura viva;

EL SILENCIO

Heme aquí suspirando como el que ama y se acuerda y está lejos.

Un beso

19:21  
Anonymous Isabel Romana dijo...

Una corriente humana, burbujeante como el Tíber en tiempo de deshielo, acude desde todas partes de la ciudad, converge bajo los arcos de la Porta Carmentalis y, esponjándose de nuevo al salir al Campo de Marte, se mueve con la fuerza de una marea hacia el templo de Belona, donde va tener lugar la sesión del Senado......

lejana pero cerca, como una ola.
Un beso

21:59  
Blogger fran rubio dijo...

Marisa, las olas son formaciones temporales, pero el mar está siempre ahí, guardándolas todas.

Isabel, esa corriente humana y romana dirigiéndose al templo de Belona seguramente para enviar unas cohortes a la Galia... ¿habrá picoteo después en el bar de Pompilius?

13:32  
Blogger Santiago dijo...

Ahh!

A que hora se come aqui?

Un buen plato de sobrasada picante, como el Everest.

Yuis moin!

Kiyoaaaa

14:11  
Blogger fran rubio dijo...

Aquí se come a la hora que tengas hambre y a ninguna otra. Chitóa.

18:33  

Publicar un comentario

enlaces a este post:

Crear un enlace

inicio