24.10.06

EL CAPITÁN CUQUI


Cerca de aquí…

Antes del hermanamiento con los bichitos que casi se extinguieron asfixiándose entre los plásticos… Antes de los tejidos ultraorgánicos y su falta de bichitos, antes del humano total con todo su supercareto, llegando a la conclusión de que: “como veo que no hay nadie habitando este cuerpo, ya que lo he buscado sin encontrarlo ¿me puedo ir ya a donde nunca dejé de estar, quien quiera que esté presenciando esto que digo?”

Antes del espacio…

EL EJE

El capitán Cuqui advierte a la tripulación sobre los peligros del viaje. En un momento de su discurso menciona lo del eje:

—¡No me vengáis ahora con lo de que los ejes no son otra cosa que bisagras camufladas! El que esto sea así (¿cómo podría ser de otra manera?), no es lo esencial en este asunto del eje, conocido y comprendido como “aquél punto central inamovible e inabordable cuya dimensión es cero y que se encuentra más cerca de nosotros que nosotros mismos”. Lo esencial es comprender a quien está comprendiendo, ¿comprendéis?
Decir: “sí, lo he entendido, lo he entendido” no es suficiente alimento para los perritos. Los perritos quieren que alguien comprenda verdaderamente su perrunidad, que comprenda por extensión que son perros pequeñitos extasiados de felicidad chupando pieles de humanos con sus pequeñas lenguas rositas… ¡Por todos los diablos!, ¿dónde se habrá metido el Capitán Cuqui?

—Es usted, capitán. El capitán es usted, que por cierto, está aquí desde que usted está aquí (dice desde la cubierta la única mujer a bordo. Misteriosamente todo el mundo la oye por igual).

EL VIAJE DEL CAPITÁN CUQUI

Mar y aire en movimiento.
Borracheras en el despacho del médico. La única mujer del barco se asoma a ver las estrellas, ahí fuera, apoyada en la barandilla, al cálido fresco de una noche de luna sólida. Alguien silba una triste canción danesa que llega desde la bodega. El capitán estudia la derrota en un mapa cartografiado mentalmente por él mismo. Así, de memoria. A pelo. Esperar la entrega del mapa oficial le habría obligado a retrasar el viaje indefinidamente, pues los mapas oficiales no llegan nunca. No hay mapas oficiales.


De pronto la mar ya no se riza. Ahora es un plástico que se ha tragado todos los colores.
Se hace de día.
Y así todos días que a diario han sido se disuelven en un solo día infinito, la eternidad revelándose en el viaje a medida que el viaje se hace más viaje, el secreto abierto para quienes se han ido a vivir al viaje, e incluso para los que no. Para todos.

(Pepe Toño dice: “yo quiero uno”.
Que no se preocupe: lo tendrá aunque no lo quiera.)

El capitán repasa mentalmente la configuración estelar escondida tras el azul del cielo. Con toda probabilidad, pronostica con una leve sonrisa, lloverán estrellas en las próximas horas. Caerán al agua sus destellos, quedando suspendidos sus ejes desnudos en la cúpula celeste. La danza estelar se celebra ahora en el océano. El capitán enciende su pipa y al tiempo que desaparece con su barco en el horizonte, dice para sí:

“Tengo la fuerte impresión de que hay una mujer a bordo. Esa presencia que nunca me abandona…”

El silencio es ensordecedor

6 dijo:

Anonymous comotuu dijo...

Es una historia preciosa...
gracias por contarla.

00:17  
Blogger fran rubio dijo...

De nada, Comotuu, ha sido un placer contarla para tí

01:24  
Blogger WODEHOUSE dijo...

Si nos quedamos quietos aun estando solos estamos rodeados e presencias y si "nos damos permiso"podemos convivir en armonía con ellas.Son espíritus de vivos y muertos.vivos que son amigos tuyos y de pronto sabes, no sé cómo ,que están pensando o hablando de tí o en tí.Lo mismo que tú en ellos.Espíritus de amigos muertos que están siempre a tu lado y duermen en un almohadoncito cerca de tu pelo.Jamás me he sentido más acompañada como estando sóla y viceversa.
Por cierto,me preocupa saber dónde está bertaverso y su blog,y más "opinadores" de este blog y donde estará S.N.Y si ha renovado ya su vestuario de cara al otoño,si tendrá un lóden nuevo y zapatos "color caqui de rejilla"nuevos.Es un sinvivir.¿Se habrá puesto botox ya???.
MUY BONITO ESTE RELATO (UN TANTO MISTERIOSO HABRÍA LUNA LLENA EN EL BARCO?)Y EL ANTERIOR.

13:37  
Anonymous Anónimo dijo...

Los capitanes saben mucho de cielos y de mares.
Hoy miraré hacia las estrellas para ver su danza, trataré de fundirme en ellas y escucharé el silencio.

14:18  
Blogger WODEHOUSE dijo...

Gracias,maestro Fran por visitar mi blog.Se hace todo el esfuerzo por hacer cosas de corazón y con estilo a la vez...Hago esfuerzos por no plagiarle,realmente...GRACIAS!!!
(Y recuerden amigos hay que supervitaminarse y mineralizarse,es un consejo de Super Ratón!!!!.Y visiten mi blog que es FREE!!!Completamente free!!)
Perdón por la cuña publicitaria.No sé si es ilegal.

18:40  
Anonymous eldadaísta dijo...

todas estas letras hiladas son NADA, DADA.

16:38  

Publicar un comentario

inicio