9.10.06

¿VOY A PASAR UN RATO, O VOY A PASAR POR UN RATO? RATOS TODO EL RATO


Esto veía que ahora no veo aunque ya crea haberlo visto.
Es que era otro rato.
Este rato, ¡cuánto rato es!, pero este rato no era. Era otro rato.

Bueno, pues como ya estoy en otro rato (he mirado para otros sitios, me he movido con otros propósitos diferentes del rato anterior…) voy a ver qué tal. Además, antes estaba como indeciso, dubitativo, cautivo de las singulares características de ese rato. Mi rato de ahora es más oxigenado, me encuentro más activo. Sí, este es otro rato, por todo lo que he dicho y porque es otro rato doblemente, pues con toda seguridad estoy ya en el tercer rato.

Este tercer rato es muy pequeño, es un ratito corto, tanto es así que creo que ya ha pasado.

Quiero estar sin que sea un rato donde esté;
sí, ya sé que un rato no es un sitio, pero “por favor, ¿podría estar a secas, sin depender todo el rato de un rato?”

Todo el rato un rato no es un sitio. Pero parece que todos los sitios llevan asociados muchos ratos, tantos como sitios. Un sitio por rato, “un sitio por rato por favor, un sitio por rato…”

Como no puedo —al menos de momento— librarme de los ratos, voy a sumergirme en uno. Hasta el fondo. Mucho rato. Todo el rato.

Ya estoy.
Me dan como calambres. Es agudo y en varias direcciones, aunque no llega a ser un enrejado, tan solo varios alambres inconclusos (por tratar de definirlo de algún modo) dispuestos en el aire de cualquier manera. Imposible fijar la mirada. Pero, ¿DÓNDE ESTÁ EL RATO EN EL QUE DEBERÍA ESTAR? (…)

...noto que hay alguien que no soy yo,
los ratos no tienen porqué ser reductos de soledad,
solo son porciones de realidad troceadas por mí, pero
¿porqué rebanar la realidad en porciones? ¿para entenderla mejor?
Me pregunto de quién habré aprendido a empaquetar todo lo que ocurre,
quizá mi cerebro venga programado así de fábrica

EN ESE RATO OCURRE ESTO:

Dos organismos hablan durante horas. Sienten que nadie juzga sus palabras, que todo el rato huele bien, se encuentran tan a gusto que terminan durmiéndose juntos allí mismo. EN MITAD DE LA CALLE.

Desapareciendo,
en una dulce conciencia impersonal.

11 dijo:

Anonymous Trinitrona dijo...

Ciertamente que manía eso de dividir en cachitos nuestro paseo por la vida. Me he reído mucho con este relato, es muy bueno. Me hace reflexionar sobre cosas que uno da como buenas. Saludos.

15:16  
Anonymous Anónimo dijo...

Estamos tan acostumbrados a ciertos convencionalismos temporales que cuando lo analizamos,como has hecho tú ahora se queda uno como perplejo de nuestra simpleza.
Hacen falta los ratos para medir algo tan etéreo como es el tiempo.Lo mismo que cerca,lejos,ahí, allende... para referirnos al espacio.Es que si no...cómo lo llamaríamos en vez de RATO?.

Cada rato es subjetivo en duración según sea "buen rato"(parecerá más breve)que otro de igual medida pero "malo".
De siempre la clase de matemáticas ha durado más que el recreo(o "segmento de ocio"que me gusta más),siendo los dos de igual medida horaria-minutaria-secundaria.
Este capítulo da mucho de sí o ¿no?,está bien analizado. Chao!Wodehouse.

18:04  
Blogger fran rubio dijo...

Trinitona, ese nombre tiene para mi ciertas resonancias no del todo desconocidas, pero esto es solo un paquetito de conocimiento light en forma de pensamiento evanescente
Hay un montón de cosas que damos por buenas, como por ejemplo el hecho de darlas por buenas. En eso llevamos enredados los últimos dos mil años, pero ya empezamos a darnos cuenta de eso, ¿no?

Wodehouse, la clase de física es también un clásico ejemplo de percepción ralentizada del tiempo lineal. El segmento de ocio al que te refieres, para muchas personas no lleva el factor tiempo asociado (por ellas). Cuando alguien te indicaba que el recreo se acababa, sencillamente salías del "globo", con un poquito de dolor que al rato se diluía mientras subías a la clase. Más tarde, con la edad, se van añadiendo porciones de sufrimiento alrededor del globo. También, con la edad se pueden ir quitando de nuevo esas porciones

23:28  
Blogger WODEHOUSE dijo...

Salir del globo es eso que yo llamo sensación de estar levitando-flotando que ocurre mucho en la infancia y primera juventud?.Sólo que en esta última va acompañado de un cierto vértigo estomacal agradable como si te hubieras tragado una montaña rusa en chiquitito?.
Si ello es así,es bonita la imágen de subir escaleras hacia la clase de física y efecto inverso de ir poco a poco volviendo a la realidad.(Un subir-bajar a la vez).
Lo de añadir porciones sí.Pero lo de ir quitándolas...con la edad???
De momento yo sigo añadiendo porciones.Si supiera cómo hacer para quitarlas.Eso es imposible.De momento este blog me va muy bien en ese sentido.(gracias muy bajito).

13:33  
Anonymous Trinitrona dijo...

El pensamiento evanescente es mas real o es mas abstracto?. Ligero es igual a light o es mas ligero que light?
Tengo serias dudas al respecto.
Me alegra no ser del todo desconocida, eso es parecido a ser conocida, que bien.

18:33  
Blogger fran rubio dijo...

Si, de hecho es lo más parecido que hay a ser conocida, excepto ser conocida.

Creo que un pensamiento que encima es evanescente, es un objeto muy difícil de situar en ningún lugar (prueba a señalarlo con el dedo en cuanto aparezca). En ese sentido es abstracción pura.

Ligero, a mi modo de ver, es más ligero que light, que resulta a la postre un poco más pastoso, como argamasa sintética con decolorantes insípidos e incoloros aunque amarcillados. Ligero es como el trasfondo donde todo objeto se manifiesta. También lo ligero podría ser como el leve suspiro de un "abejorro de la cebolla".
Pero seguro que todo lo contrario se podría demostrar con la misma convicción.

23:23  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo no tengo esa percepción de sentir la vida "con ratos" o "a ratos". (Tengo otro tipo de puntos ¿¿¿obsesivos???)
Más que a ratos, veo el transcurso de mi vida como en grandes momentos que constan de pequeños y que se entrelazan tomando sentidos de todo tipo.
Pero lo que más me ha tocado del texto es la refernecia a terminar durmiéndose "junto" a otra persona en medio de la calle ( o en la terraza de una casa, o en el coche ...)
Esos momentos son parte de la magia de la vida, me gustan, los busco... y a veces los encuentro.

11:14  
Anonymous Anónimo dijo...

Por un diminuto rato se desvaneció el hechizo ¡Oh cielos! debí meter la pata al decir la palabra prohibida.
¡QUÉ escurridizo el rato que en la infancia me parecía una eternidad!
RAATOO, NO TE VAYAS, VEN, quédate un poquito más.
¡QUÉ angustia me han ratoficado mi tiempo! Oiga, en un rato le miro.
¡QUÉ rato que viniste!
Sueño con que un día me concedas un rato, aunque temo que quizás ya sea tarde. He aprendido a saborear los ratos de antes del tuyo y me he perdido en uno de ellos.
Cuando deseas una cosa durante mucho rato, pudes rayarte y cuando lo consigues descubres que nada es tan importante como los RATOS COTIDIANOS.
Tener prisa es fashionable ¡QUÉ faena! esta nueva moda nos impide saborear los ratos. SOS el ser humano está perdiendo la noción de estar en cada ratillo. La prisa encierra miedos,huidas, inseguridades...
¡PEDAZO DE RATO el instante en que nuestras miradas se clavaron!
¿Hay cerca de aquí algún congelador de ratos? Embriaguémonos con la cadencia de esos pequeños ratos.

11:49  
Anonymous ello dijo...

La vida humana es un buen rato

15:08  
Anonymous Anónimo dijo...

¡¡¡Sí!!!(Sonrisa incluida)

16:37  
Anonymous Anónimo dijo...

Es difícil ahora en la adultez tratar de percibir los ratos como en la infancia adolescente...Esos ratos no llevaban el reloj puesto ,ni siquiera en hora,si acaso llevaban reloj de plástico con las dos agujas soldadas en angulo recto que giraban juntas al unísono.y sin embargo eran ratos más profundos,duraderos,placenteros(o no)traumáticos,pero de recuerdo hondo y profundo en la memoria.
Ahora no se puede uno sumergir en un rato ni en dos,ni en mil millones,ni se viven como ratos propios e intransferibles.Sólo se piensa mientras se vive en el próximo rato.Un saludo!!!! a tutti la genti.!!!

16:27  

Publicar un comentario

inicio