18.5.09

EN TIERRA DE NADIE


Después de quemar las naves tras de sí, partió hacia lo que por aquél entonces le pareció el lugar más hermoso posible. Y ahora que se encuentra en tierra de nadie, se pregunta si a pesar de todo sigue siendo propicia la perseverancia.


“Sí, he de perseverar hasta la consumación del propósito”, se repetía innumerables veces, “aunque tal tránsito llegue a parecerme el estado natural”.

Sin embargo, vivir en tierra de nadie durante tanto tiempo llegó a resultarle una experiencia tan desoladora que su convicción inicial declinó hasta los niveles de la abulia, lo que le sumió en un sueño aún más profundo…

—¡Despierte señor Ortz! ¡Tiene que ver esto!

Pero Ortz permanece dormido y en un principio no ve esto.

—¡Señor Ortz, sepa que la baba que recubre su cuello va a terminar ahogándole en cuanto se seque! ¡Le ruego que se despierte antes de que sea demasiado tarde!

Ante la insistencia del asistente afectivo, Ortz despierta:

—De acuerdo voy a ver esto.

ESTO

Una cucharilla de postre se mantiene suspendida en el aire a los pies de la cama, girando sobre su propio eje e incrementando por este motivo los niveles de electromagnetismo del dormitorio. Ortz exclama:

“Vaya, todo es cierto, en verdad era propicia la perseverancia”.

4 dijo:

Anonymous Noe dijo...

Usease, que la meta no es llegar, que el camino es la meta y que ante la abulia y el descreimiento, persevera.
Aplausos por el mensaje y una moraleja: Ponga un asistente afectivo en su vida que le despierte cuando no logré ver eso.

21:46  
Blogger fran rubio dijo...

Los asistentes afectivos son una bendición, y el camino y la meta son un flipe de la mente.

22:11  
Anonymous Anónimo dijo...

Lo mejor es estar en tierra de sí mismo. ¿pero tu eres asistente afectivo para alguien más que de tí mismo, Fran?

15:12  
Blogger fran rubio dijo...

Pide el libro de reclamaciones y no olvides firmar tu queja.

12:46  

Publicar un comentario

enlaces a este post:

Crear un enlace

inicio